La acogida y la adopción en España

Nuestro Código Civil regula la acogida y la adopción de niños en sus artículos 172 a 179. En cuanto al ahijamiento, los adoptantes deben ser mayores de veinticinco años y habrán de tener por lo menos catorce años más que el adoptado. Coloca algunos impedimentos por parentesco próximo y por tutoría. Y somete la adopción a resolución judicial, "que tendrá en cuenta siempre el interés del adoptando y la idoneidad del adoptante o adoptantes para el ejercicio de la patria potestad".

Respecto a las acogidas de menores, un 65 por ciento de ellas las realizan parientes cercanos --abuelos o tíos-- y el resto las hacen instituciones[1].

En cuanto a las adopciones, son alrededor de 900 al año las de niños españoles. Habiendo aumentado las de extranjeros de 942 en 1997, a 3.426 en 2001. O sea, un 264 por ciento[2].

A juzgar por lo que acontece en Madrid, es mucho mayor la demanda de adopción que el número de niños en situación de ser adoptados, incluso extranjeros. Así, la Comunidad de Madrid debió suspender en 1999 las inscripciones para adoptar y sólo estima reabrirlas en 2003. Eso hace que un tercio de las parejas que pasan tres años en lista de espera terminan renunciando a adoptar[3].

 

 

 

[1] Cf. El Mundo, 25-6-2002.

[2]  Cf. ABC, 23-5-2002 y El Mundo, 23-5-2002.

[3] Cf. ABC, 30-6-2002.

Haga aquí su pedido

Hágase amigo

Dónde estamos

Dónde estamos

DondeEstamos 
   
We use cookies

Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario (cookies de rastreo). Puedes decidir por ti mismo si quieres permitir el uso de las cookies. Ten en cuenta que si las rechazas, puede que no puedas usar todas las funcionalidades del sitio web.