Principal atención de S.O.S. Familia

Desde su fundación, en 1991, S.O.S. Familia ha centrado su atención y ha consagrado sus mejores esfuerzos en alertar a la opinión pública sobre los problemas de la televisión, especialmente en lo que se refiere a la protección de la infancia y de la juventud.

Campañas en lugares públicos o a través de correspondencia masiva, sea respecto de contenidos específicos de ciertos programas, sea pidiendo medidas concretas a las autoridades, a los canales de televisión y a los anunciantes, han marcado su historia. Esta actuación, especialmente, le ha creado su fama en España entera, atrayendo tras de sí una vasta red de entusiasmados y fieles colaboradores y simpatizantes.

Junto a ello, se han publicado cientos de miles de ejemplares de manuales, boletines, videos, libros y estudios sociológicos que divulgan, demuestran y justifican científicamente las inquietudes que los abusos de la televisión han despertado en padres, educadores y público en general.

Si de un lado es verdad que es arduo sustentar --como lo pretenden algunos programadores-- que la TV haya mejorado su objetividad, su lenguaje, el nivel de los temas que presenta, y, en general, su calidad cultural y moral, creemos que S.O.S. Familia ha tenido un gran éxito en crear una conciencia nacional sobre el grave problema de la televisión basura. Mucho peor que el fuel del "Prestige", que trágicamente ensució nuestras costas gallegas, la "telebasura" viene contaminando nuestros hogares constante e inconteniblemente. Pero, al menos, todo el público lo sabe, lo critica y con ello quien lo desee puede defenderse.

"Telebasura", expresión probablemente de origen norteamericano,  es hoy una palabra del vocabulario popular y periodístico que muestra el despertar de un sentido crítico que antes --en que la novedad  hipnótica de la TV entusiasmaba sin reservas ni desconfianzas a todo el mundo-- estaba lejos de existir.

Haga aquí su pedido

Hágase amigo

Hágase amigo


Donación

Por Ingreso en Cuenta
A través de Bizum, código 01260

Dónde estamos

Dónde estamos

DondeEstamos