El fenómeno ya preocupa a los poderes públicos con referencia al matrimonio civil. El Fiscal general del Estado lo ha denunciado como un verdadero negocio en el caso de la obtención de residencia y nacionalidad[1].

¡Cuánto más este tipo de fraude se difundirá, con la facilidad con que se hacen y deshacen las uniones de hecho! A medida que los beneficios de la familia se extiendan a las uniones de hecho, más será perjudicada la sociedad con personas que se acojan a esta ley para rebajar impuestos, obtener pensiones, asilo, residencia, nacionalidad, bonificaciones, sucesiones, etc.

 


 

[1] V. gr. El Mundo, 17-3-2002.

Haga aquí su pedido

Hágase amigo

Dónde estamos

Dónde estamos

DondeEstamos 
   
We use cookies

Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario (cookies de rastreo). Puedes decidir por ti mismo si quieres permitir el uso de las cookies. Ten en cuenta que si las rechazas, puede que no puedas usar todas las funcionalidades del sitio web.