El mundo entero envejece, especialmente Europa

Con menos gravedad que en España, el fenómeno del envejecimiento se proyecta sobre todo el mundo. Desde el punto de vista de la realidad  económica, una población envejecida resulta costosa para los países. Según la División de Población del Departamento de Economía y Asuntos Sociales de la ONU:

arrow El gasto en pensiones que hoy ronda en un 7,5 por ciento del PIB, se estima que subirá en Europa a un 11 por ciento el año 2050.

arrow El gasto en salud, del actual 6 por ciento del PIB alcanzaría el 10 por ciento.

arrow Sobre todo, el envejecimiento conducirá a un descenso de los ingresos fiscales equivalente al 6 a 7 por ciento del PIB, en el mismo período.

De otro lado, una reciente publicación del Center for Strategic and International Studies, "The Fiscal Challenge of an Aging Industrial World", muestra que la población activa, capaz de pagar las pensiones y cuidados sanitarios de los más ancianos se reducirá drásticamente en los años venideros. En Italia, en el año 2050, caerá no menos del 43 por ciento, Japón el 34 y Alemania el 23 por ciento. El estudio alerta de que el balance entre trabajadores y jubilados  podrá conducir a una crisis de pensiones, lo que llevaría a los gobiernos a tener que aumentar los impuestos y, por lo tanto, penalizar el crecimiento económico[1].

 El combate al "problema" de la explosión demográfica se ha transformado en una bomba de tiempo para las pensiones y salud pública y para el futuro de las naciones.

 

[1] Cf. Zenit, 8-12-2001.

Haga aquí su pedido

Hágase amigo

Dónde estamos

Dónde estamos

DondeEstamos 
   
We use cookies

Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario (cookies de rastreo). Puedes decidir por ti mismo si quieres permitir el uso de las cookies. Ten en cuenta que si las rechazas, puede que no puedas usar todas las funcionalidades del sitio web.