Medalla-Escapulario

¿Quién no oyó hablar del Escapulario del Carmen?

Muchos lo recibimos cuando niños y quizá lo hemos dejado
El gran Papa San Pio X tuvo la inspirada iniciativa de autorizar que el Escapulario de la Virgen del Carmen pudiese ser substituido por una medalla que, de un lado tuviese el Sagrado Corazón de Jesús y del otro, la Virgen del Carmen. Pedir.
Manteniendo todos los privilegios del Escapulario, unía así dos prácticas religiosas inmensamente populares: las devociones al Sagrado Corazón de Jesús y a la Virgen del Carmen.


Una de los propósitos más importantes de S.O.S. Familia es fortificar la vida religiosa, de piedad y espiritual en las familias, única forma para que ellas puedan hacer frente a la onda de corrupción y la desagregación imperante.
Para eso nos propusimos reavivar esta devoción - como lo venimos haciendo con el culto al Sagrado Corazón de Jesús - distribuyendo una medalla grande y vistosa para que no se pierda, no se olvide y podamos dar un testimonio de nuestra fe.
Las promesas que la Santísima Virgen hizo a San Simón Stock, el 16 de julio de 1251, para quien reciba y lleve el Escapulario son simples pero absolutamente decisivas para nuestra vida:
El que muera con el Escapulario no padecerá el fuego del infierno.
Lo librará del purgatorio el sábado siguiente de su muerte.
¡Pídala hoy mismo!

Haga aquí su pedido

Hágase amigo

Dónde estamos

Dónde estamos

DondeEstamos 
   
We use cookies

Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario (cookies de rastreo). Puedes decidir por ti mismo si quieres permitir el uso de las cookies. Ten en cuenta que si las rechazas, puede que no puedas usar todas las funcionalidades del sitio web.