¡DETENTE! El Sagrado Corazón de Jesús está conmigo

     En 1720, cuando una gran epidemia atacaba la ciudad francesa de Marsella, Nuestro Señor comunicó a la venerable Ana Magdalena Rémuzat el maravilloso auxilio del Detente o Escudo, con la leyenda “Detente. El Sagrado Corazón de Jesús está conmigo”. Fue repartido por toda la ciudad y la epidemia cesó.
     A partir de ese prodigioso hecho, se difundió por el mundo entero el Detente, asentándose como una poderosa arma de defensa contra todo tipo de pestes, accidentes y guerras, para quienes lo llevaban consigo.
     El Beato Pio IX dio su aprobación definitiva a esta devoción y su bendición a todos los Detentes que se impriman y difundan.
     No pudiendo hacer llegar ahora a nuestros simpatizantes un ejemplar, Ud. lo puede imprimir y acondicionar, para que todos en su casa y parroquia lo lleven en su bolsillo, cartera o coche. Ver e imprimir.

 

Haga aquí su pedido

Hágase amigo

Hágase amigo


Donación

Por Ingreso en Cuenta
A través de Bizum, código 01260

Dónde estamos

Dónde estamos

DondeEstamos