Oración para entronizar el Sagrado Corazón de Jesús en los hogares
 
     Oh Divino Corazón de Jesús, ven a morar entre nosotros, pues Te amamos. Visita nuestro hogar como una vez Tu visitaste a Tus amigos en Caná, Betania y el hogar de Zaqueo, el publicano. Nosotros queremos poner nuestra familia bajo Tu protección y tenerla en íntima unión contigo.
     Oh Sagrado Corazón de Jesús, Tu eres nuestro más fiel Amigo. Nunca nadie nos ha amado como Tu lo has hecho. Y nosotros queremos amarte por aquellos que no Te aman, ya que Tu eres nuestro Dios y Salvador. Tu eres también nuestro Rey y Señor. Ya que tantos desprecian Tu Realeza, queremos invocarla y que descienda sobre nuestra familia. Toma Tu posesión de este hogar, donde reservamos un trono como lugar de honor para Ti.
      Concédenos que el día de la Entronización sea para nuestra familia y para Ti, un día de gran alegría y el principio de nuestra vida leal en sumisión e íntima unión contigo. Todos nuestros pensamientos y acciones deben estar en armonía con Tu Sagrada Ley. Queremos abandonar nuestro amor propio desordenado y amar a nuestro prójimo como Tu nos has amado y continúas amándonos.
      Viviendo en un mundo del que la mayor parte se ha vuelto una vez más pagano y ya no Te reconoce, Oh Divino Corazón de Jesús, pedimos de Tu misericordiosa presencia la caridad de los primeros Cristianos, de los Apóstoles, y de los Mártires. Concédenos que por esta casa, que ansía pertenecer a Ti completamente, otras familias puedan abrazar Tu caridad y que así, de familia en familia quiera todo el orbe someterse a Tu Realeza.
      Oh Inmaculado Corazón de María, modelo perfecto de fidelidad a Nuestro Señor y de unión con El, extiende y afianza , en nuestros corazones y en nuestras familias el reinado de la caridad, el reinado del Sagrado Corazón de Jesús. Amén.
Fórmula de Consagración de las Familias al Sagrado Corazón de Jesús
(Aprobada por San Pío X)
    
     ¡Oh Sacratísimo Corazón de Jesús!, Tú manifestaste a santa Margarita María el deseo de reinar sobre las familias cristianas; venimos a proclamar tu absoluto dominio sobre la nuestra. De hoy en adelante queremos vivir en tu vida, queremos que en nuestra familia florezcan las virtudes por las cuales prometiste la paz en la tierra, y queremos desterrar de nosotros el espíritu mundano. Tú has de reinar en nuestros entendimientos por la sencillez de nuestra fe, y en nuestros corazones por el amor que arderá para Ti solo, procurando nosotros mantener viva esta llama con la frecuente recepción de la Eucaristía.
      Dígnate, oh Corazón Divino, presidir nuestras reuniones, bendecir nuestras empresas espirituales y temporales, apartar de nosotros los vanos cuidados, santificar nuestras alegrías, consolar nuestras penas. Si alguna vez alguien de entre nosotros tuviese la desgracia de ofenderte, recuérdale, oh Corazón de Jesús, que eres bueno y misericordioso con los pecadores arrepentidos.
      Y cuando suene la hora de la separación, cuando venga la muerte a traer duelo en medio de nosotros, todos, así los que se vayan como los que se queden, estaremos conformes con tus eternos decretos. Nos consolaremos pensando que ha de venir un día en que toda la familia reunida en el cielo, podrá cantar eternamente tus glorias y tus beneficios.
      Dígnese el Corazón Inmaculado de María, dígnese el glorioso Patriarca san José presentarte esta consagración y recordárnosla todos los días de nuestra vida. Amén.
      ¡Viva el Corazón de Jesús nuestro Rey!
Letanías al Sagrado Corazón 
 
- Señor, ten piedad de nosotros.
- Cristo, ten piedad de nosotros.
- Señor, ten piedad de nosotros.
- Cristo, óyenos.
- Cristo, escúchanos.
- Dios, Padre Celestial, ten piedad de nosotros.
- Dios Hijo, Redentor del mundo, ten piedad de nosotros.
- Dios, Espíritu Santo, ten piedad de nosotros.
- Santísima Trinidad, que eres un solo Dios, ten piedad de nosotros.
- Corazón de Jesús, Hijo del Eterno Padre, ten piedad de nosotros.
- Corazón de Jesús, formado en el seno de la Virgen Madre por el Espíritu Santo, ten piedad de nosotros.
- Corazón de Jesús, unido sustancialmente al Verbo de Dios, ten piedad de nosotros.
- Corazón de Jesús, de infinita majestad, ten piedad de nosotros.
- Corazón de Jesús, templo santo de Dios, ten piedad de nosotros.
- Corazón de Jesús, tabernáculo del Altísimo, ten piedad de nosotros.
- Corazón de Jesús, casa de Dios y puerta del cielo, ten piedad de nosotros.
- Corazón de Jesús, horno ardiente de caridad, ten piedad de nosotros.
- Corazón de Jesús, santuario de la justicia y del amor, ten piedad de nosotros.
- Corazón de Jesús, lleno de bondad y de amor, ten piedad de nosotros.
- Corazón de Jesús, abismo de todas las virtudes, ten piedad de nosotros.
- Corazón de Jesús, digno de toda alabanza, ten piedad de nosotros.
- Corazón de Jesús, Rey y centro de todos los corazones, ten piedad de nosotros.
- Corazón de Jesús, en quien se hallan todos los tesoros de la sabiduría, y de la ciencia, ten piedad de nosotros.
- Corazón de Jesús, en quien reside toda la plenitud de la divinidad, ten piedad de nosotros.
- Corazón de Jesús, en quien el Padre se complace, ten piedad de nosotros.
- Corazón de Jesús, de cuya plenitud todos hemos recibido, ten piedad de nosotros.
- Corazón de Jesús, deseado de los eternos collados, ten piedad de nosotros.
- Corazón de Jesús, paciente y lleno de misericordia, ten piedad de nosotros.
- Corazón de Jesús, generoso para todos los que te invocan, ten piedad de nosotros.
- Corazón de Jesús, fuente de vida y santidad, ten piedad de nosotros.
- Corazón de Jesús, propiciación por nuestros pecados, ten piedad de nosotros.
- Corazón de Jesús, colmado de oprobios, ten piedad de nosotros.
- Corazón de Jesús, triturado por nuestros pecados, ten piedad de nosotros.
- Corazón de Jesús, hecho obediente hasta la muerte, ten piedad de nosotros.
- Corazón de Jesús, traspasado por una lanza, ten piedad de nosotros.
- Corazón de Jesús, fuente de todo consuelo, ten piedad de nosotros.
- Corazón de Jesús, vida y resurrección nuestra, ten piedad de nosotros.
- Corazón de Jesús, paz y reconciliación nuestra, ten piedad de nosotros.
- Corazón de Jesús, víctima por los pecadores, ten piedad de nosotros.
- Corazón de Jesús, salvación de los que en ti esperan, ten piedad de nosotros.
- Corazón de Jesús, esperanza de los que en ti mueren, ten piedad de nosotros.
- Corazón de Jesús, delicia de todos los santos, ten piedad de nosotros.
- Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo, perdónanos Señor.
- Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo, óyenos Señor.
- Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo, ten piedad de nosotros.
-Jesús, manso y humilde de Corazón, haz nuestro corazón semejante al tuyo.
 
 
Oración
      Oh Dios todopoderoso y eterno, mira el Corazón de tu amantísimo Hijo, las alabanzas y satisfacciones que en nombre de los pecadores te ofrece y concede el perdón a éstos que piden misericordia en el nombre de tu mismo Hijo, Jesucristo, el cual vive y reina contigo por los siglos de los siglos. Amén.

Novena Irresistible al Sagrado Corazón de Jesús 

     - Oh, Jesús mío, que dijiste: “En verdad os digo, pedid y recibiréis, buscad y encontraréis, llamad y se os abrirá”. He aquí que llamo, busco y pido la gracia… (petición).
     Padrenuestro, Avemaría y Gloria.
     Sagrado Corazón de Jesús, en Vos confío.
 
     - Oh, Jesús mío, que dijiste: “En verdad os digo, todo lo que pidáis a Mi Padre en mi nombre, Él os lo concederá”.  He aquí que al eterno Padre, en tu Nombre, pido la gracia… (petición).
     Padrenuestro, Avemaría y Gloria.
     Sagrado Corazón de Jesús, en Vos confío.
 
     - Oh, Jesús mío, que dijiste: “en verdad os digo, pasarán los cielos y la tierra, pero mis palabras jamás”.  He aquí que basándome en la infalibilidad de tus santas palabras, pido la gracia… (petición).
     Padrenuestro, Avemaría y Gloria.
     Sagrado Corazón de Jesús, en Vos confío.
 
 
Oración:
     Oh, Sagrado Corazón de Jesús, a quien es imposible no sentir compasión por los infelices, ten piedad de nosotros pobres pecadores y concédenos las gracias que pedimos por medio del Inmaculado Corazón de Mará, nuestra tierna Madre.
     San José, amigo del Sagrado Corazón de Jesús, ruega por nosotros.
     Salve Reina.
Novena del Asalto al Sagrado Corazón de Jesús
 
     Oh Divino Corazón de Jesús, a quien todo es posible menos dejar de compadecerse de nuestras miserias, ten compasión de nosotros pobres pecadores y concedednos la gracia que Os pedimos por la intercesión del Inmaculado y afligido Corazón de Vuestra Santa Madre, que es también nuestra Madre a quiñen no podéis negar ninguna cosa.
     Nuestra Señora del Sagrado Corazón de Jesús, esperanza de los desesperados, ruega por nosotros. (Tres veces).